Anécdotas curiosas que quizás no sabías

Anécdotas curiosas votaciones

Quizás no habías escuchado sobre historias curiosas acerca de elecciones y el voto en México. ¿Sabes el apellido más común en la lista electoral? Y ¿conoces quién fue el votante más ‘animal’?

Si aún no tienes pistas sobre algunas historias curiosas sobre el derecho a voto y la credencial de elector, deja que te contemos.

El apellido más popular en el padrón electoral

¿Sabías cuál es el apellido más común en todo el censo del padrón electoral del INE? Según los datos del reporte más reciente el apellido más popular es Hernández.

Pero aún más curioso es saber que entre todo el conjunto de mexicanos de la lista para votar, hay 20 nombres en los cuáles se reputen los apellidos (mismo primer y segundo apellido) en más de dos mil personas. Es el caso de Juán, Juana y María, todos con los mismos apellidos: Hernández Hernández.

Fuente de la noticia: Infobae.

Credencial de voto para .. un perro

El caso ocurrió en 2011 en el estado de Chihuahua, México, donde un hombre llamado José Luis Espinoza registró a su perro «Capitán» para votar en elecciones locales, pero el Instituto Nacional tuvo que intervenir y explicar que sólo se otorga credenciales de elector a personas y no a animales.

Este caso fue considerado una broma y una muestra de la falta de conocimiento sobre el proceso electoral, pero es importante mencionar que es ilegal registrar a un animal como elector y el INE toma las medidas necesarias para evitar estos tipos de situaciones.

Voto desde la cárcel

El Instituto Nacional Electoral (INE) en el año 2012, hizo posible que los ciudadanos que se encuentran en prisión puedan ejercer su derecho al voto, equiparando el derecho a todos los ciudadanos, independientemente de su situación legal.

La forma en que se lleva a cabo el voto desde prisión es mediante una credencial especial para personas privadas de libertad. Estos pueden solicitar su credencial y votar en las elecciones federales, estatales y municipales en las mismas condiciones que un elector libre.

Para poder obtener esta credencial especial, es necesario cumplir con los requisitos establecidos por el INE y solo es posible para personas que no tienen una condena firme, es decir, que aun no han sido sentenciadas y se encuentran en proceso de juicio.

La implementación de esta medida ha generado algunas críticas y debate en torno a si es adecuado permitir que personas privadas de libertad ejerzan su derecho al voto, pero en general, se ha considerado como una medida para garantizar el derecho al voto de todos los ciudadanos.

Las mujeres votaron por primera vez en 1953

Aunque en 1917 la Constitución mexicana reconoció el derecho al voto para las mujeres, no fue hasta 1953 que se aprobó una ley electoral que permitió su participación activa en las elecciones federales. Sin embargo, en algunos estados de la República Mexicana, las mujeres tuvieron que esperar hasta el año 1953 para poder ejercer el derecho al voto, y en algunos casos aun se requería tener cierta educación o estar casadas.

Es importante mencionar que aunque las mujeres pudieron votar en las elecciones federales en 1953, la participación de las mujeres en la política y en el ejercicio del voto ha sido un proceso gradual y continuo, y aún hoy en día, se busca promover la igualdad de género en la participación política.

Puedes aprender más sobre todo este proceso de igualdad dentro del sistema electoral en este enlace del INE.

Voto de mayores de 100 años

Con la esperanza de vida cada vez más alta en el mundo, es más común encontrar personas mayores de 100 años que deseen ejercer su derecho al voto y estén dispuestas a obtener su credencial de elector. Se han dado casos de personas que han obtenido su credencial con estas edades, convirtiéndose en algunos casos en los votantes más longevos del país.

En México, cualquier ciudadano de 18 años o más puede obtener su credencial de elector siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos por el Instituto Nacional y que no haya sido suspendido de sus derechos políticos.

El INE tiene un programa para facilitar el acceso a la credencial de elector a personas mayores de 60 años, donde se les brinda un trato preferencial y se les brinda ayuda para la obtención de los documentos necesarios y para el trámite en sí.


Quizás te interesan estas otras noticias:

Si te parece útil, comparte:
Deja un comentario